El balón está en nuestra cancha
Publicada el Mie, Jun 19, 2019

Por Alan Ávila Magos.

El 2 de junio pasado los partidos políticos, una vez más, tuvimos una cita con los ciudadanos en las urnas. Una elección esperada por muchos y que representaba todo un reto, principalmente para nosotros los panistas, por dos principales motivos: fue la primera elección (sin considerar la extraordinaria de Monterrey, en diciembre pasado) a la que nos enfrentábamos con Andrés Manuel en la Presidencia, y dos, porque esos seis estados son entidades con gobierno panista (con la observación del gobernador interno de Puebla que, efectivamente, no es panista).

La elección pasada nos obliga, por los resultados, a una reflexión humilde, sin apasionamientos, con objetividad, sin buscar culpables, pero sí reconociendo errores. Una reflexión que también destaque los aciertos, que asiente las estrategias que tuvieron los resultados que esperamos. Después de la reflexión, estamos obligados a la acción.

Para trazar las estrategias y las acciones, primero debemos entender las conclusiones. Y yo destaco dos: la primera, MORENA no es invencible y la segunda, en el PAN nos consolidamos como la alternativa para los mexicanos. Y como lo dije, en las reflexiones no caben los apasionamientos, pero mis conclusiones son con la certeza que los números nos muestran. La voluntad de los ciudadanos en las urnas sostiene mis argumentos.

El 2 de junio perdimos bastiones importantísimos para el PAN, pero también ganamos y ganamos bien. Seremos el partido que más municipios gobierne en Durango y Aguascalientes, incluyendo sus capitales. En Tamaulipas, tuvimos carro completo, ganando 21 de 22 distritos locales. Estos triunfos hablan de que también hicimos las cosas bien.

¿Por qué concluir que MORENA no es invencible? Porque en 2018 la ola de MORENA, que terminó convirtiéndose en un tsunami, ganó de manera contundente municipios y distritos que este año el PAN arrasó. Porque el número de votantes de MORENA descendió de manera contundente en varias entidades en tan solo un año. Por lo tanto, con estrategia y con la voluntad de los panistas podemos seguir recuperando la confianza de los ciudadanos que en un momento dejaron de confiar en nosotros.

¿Por qué en el PAN nos consolidamos como la alternativa de los mexicanos? Porque aun y con las derrotas, fuimos el partido más votado. Porque refrendamos triunfos, porque recuperamos distritos y municipios, porque los ciudadanos encontraron en nosotros la opción para depositar su confianza en la boleta electoral.

Sería mediocre y conformista de nuestra parte sentirnos satisfechos. Los resultados, positivos y negativos de las elecciones de 2019, deben más bien motivarnos a poner todas nuestras capacidades rumbo al 2021. Con nuestras acciones y con nuestras omisiones podemos o no quitarle la mayoría en el Congreso a MORENA. Estoy convencido, el balón está en nuestra cancha.

 

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil.

Twitter: @AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios