Por Ricardo Anaya Cortés. El 2016 fue un año de grandes logros para Acción Nacional. Miles de mexicanos nos otorgaron su confianza y, gracias a ello, obtuvimos un triunfo histórico, al ganar, por primera vez, siete gubernaturas en una sola jornada electoral. A partir de ahora, el PAN gobernará a más de 40 millones de mexicanos en 11 estados del país. Estas victorias nos comprometen a trabajar con responsabilidad y honestidad. Estamos conscientes de la situación del país, en un inesperadamente complejo contexto internacional. Y sobre todo, estamos conscientes del justificado malestar de miles de mexicanos, que se sienten defraudados por las malas decisiones del PRI gobierno. Por eso cumpliremos a cabalidad nuestro deber. Además, nos encontramos en proceso de renovación de nuestro Consejo Nacional, de ese órgano que nuestros fundadores concibieron como "la conciencia del Partido", en el que  se toman las principales decisiones de nuestra vida institucional. Es momento de cerrar filas y pensar, antes que nada, en los procesos electorales del 2017. Unidos, vamos a ganar las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y en los municipios de Veracruz. El triunfo de nuestro Partido es trascendental, pues de ello depende el futuro de México. Que quede claro: el camino para regresar a la Presidencia de la República en 2018, pasa por el 2017. Nuestra alianza será con los ciudadanos. Nuestras causas serán las de los ciudadanos. Solo de esta forma nos convertiremos en la alternativa de cambio que los mexicanos esperan y merecen. Ni más PRI ineficiente y corrupto, ni el populismo trasnochado que representa López Obrador. Las palabras huecas y las acusaciones estériles no lograrán dividirnos. Es hora de trabajar unidos por México. Vamos, todos juntos, a cumplir el sueño de nuestros fundadores, vamos a darle a los mexicanos una patria ordenada y generosa. Vamos a procurar una vida mejor y más digna para todos. Se puede. Amigas y amigos panistas, aprovecho esta ocasión para desearles, a nombre del Comité Ejecutivo Nacional y a nombre propio, de mi esposa Carolina y mis tres hijitos, una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo, en compañía de sus seres queridos. Vienen buenos tiempos para Acción Nacional. Tengan confianza. Un abrazo con afecto.  

Ricardo Anaya Cortés

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional