Editorial
Publicada el Jue, Dic 17, 2020

Por Marko Cortés Mendoza.

Termina un año que deja un saldo negativo en todos los aspectos de la vida pública. La pandemia y la falta de capacidad del Gobierno federal para atenderla han dejado una marca que se guardará en la memoria de todas las mexicanas y mexicanos por generaciones, pero no es el único problema que se ha agudizado en el presente sexenio. La inseguridad sigue creciendo, los feminicidios y la violencia de género se desbordan, y la economía pasa uno de sus peores momentos de la historia: más desempleo, menos inversión pública y privada, y cientos de miles de pequeñas y medianas empresas en la quiebra.

Sin embargo, no todo es negativo. A nivel estatal y municipal seguimos siendo ejemplo de buenos gobiernos y cada vez más personas se están dando cuenta. A nivel legislativo no hemos dejado de dar la batalla en cada uno de los ataques a la democracia, al Federalismo y a las instituciones, y hemos refrendado nuestra lucha en favor de la sociedad siendo la voz de todos aquellos que han intentado callar.

Cerramos el año con viento en las velas y con la seguridad de que vamos por buen camino. Escuchamos a la sociedad civil, la cual nos pedía que ante una realidad tan compleja hiciéramos lo necesario para sumar esfuerzos entre los partidos opositores y lograr una nueva mayoría en la Cámara de Diputados; escuchamos a las dirigencias locales que también lo pidieron, consultamos a nuestros militantes en estos estados, también a los diferentes grupos organizados del partido como alcaldes, gobernadores y ex gobernadores. A partir de una profunda reflexión, el Consejo Nacional aprobó por una muy amplia mayoría la construcción de una posible coalición amplia para enfrentar el populismo autoritario y destructor que está acabando con la economía, con el ingreso familiar, con los programas exitosos y con las instituciones que hemos construido por más de ocho décadas.

El reto que presenta el 2021 es el más grande de nuestra historia. En Acción Nacional hemos venido trabajando para estar unidos y fuertes, para enfrentarlo con éxito. Comenzamos la distribución de nuestra nueva credencial que nos identifica y da identidad partidista, como una forma de agradecer tu trabajo por Acción Nacional, entendiendo que cada uno de nuestros militantes es parte de nuestro éxito o fracaso, y que hoy necesitamos el compromiso de todos. Espero que el año que entra sea un mejor año para todos, que la salud y la prosperidad acompañen a cada una de nuestras familias, y que nos llenemos de fuerzas para que el año que entra restauremos la democracia, el Federalismo y la libertad en nuestro país. Feliz Navidad y próspero Año Nuevo.

 

Marko Cortés Mendoza

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

Comentarios

comentarios