Editorial
Publicada el Jue, Jul 23, 2020

Por Marko Cortés Mendoza.

Durante este mes, Acción Nacional ha continuado con sus actividades y ha alcanzado a miles de mexicanos y de panistas de forma virtual en eventos, foros, conferencias, capacitaciones y encuentros, así como también vía La Nación TV, que ha reanudado sus transmisiones por internet. Con nuestra campaña Gobiernos en Acción hemos promovido los resultados de nuestros gobiernos y hemos contrastado la forma en que nuestros gobernadores y alcaldes han enfrentado las crisis sanitaria y económica, demostrando, frente a un Gobierno federal errático, que las cosas se pueden hacer bien y que sí hay de otra.

En el presente número de nuestra revista el tema central es salud y el recuento de las contradicciones en las que ha caído el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell. No sólo en el conteo de casos y decesos es evidente el fracaso de las políticas públicas federales para contener la pandemia, también en la falta de claridad, en las medidas erráticas y en las francas mentiras con las que se han dirigido e informado a la población. La consecuencia directa de la deficiente atención de la crisis sanitaria es la pérdida de vidas humanas y este gobierno será juzgado por cada una de las vidas que pudo salvar.

Otro de los grandes temas que se abordan en la presente edición y que más nos preocupan como Partido es el constante ataque del presidente López Obrador y de su gobierno a los contrapesos y equilibrios del poder. Son ya varios los órganos constitucionales autónomos que son agraviados y reducidos en lo que va del sexenio. El caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos es emblemático, pero no es el único y cada día, sea mediante una declaración, una propuesta legislativa o una “medida de austeridad”, se debilitan más los contrapesos y equilibrios que son base y garantía de la democracia.

Para el PAN y los panistas la conquista democrática, tanto es su vertiente cultural, como mencionaba Castillo Peraza, como en sus vertientes legal, institucional y práctica, representa el resultado de más de 50 años de lucha, de agravios, de perseguidos y de mártires. No vamos a permitir que se olvide la lucha ni a quienes lucharon para consolidar el México democrático y de instituciones que hoy tenemos, y la única forma de hacerlo es defendiendo lo consolidado y demostrando que la democracia, con todos sus defectos, sigue siendo la única vía válida de acceso al poder y de vivir la política.

Como panistas no debemos dejar pasar ni un agravio a la democracia, porque la ruta autoritaria es un proceso que a partir del debilitamiento institucional, tal como lo intenta el gobierno de López Obrador, acaba gradualmente con las libertades y los derechos. México cuenta con el PAN y en cada gobierno, en cada servidor público, en cada legislador y en cada militante hay un demócrata convencido de velar por la democracia.

 

Marko Cortés Mendoza

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

Comentarios

comentarios