Editorial
Publicada el Mie, Mar 25, 2020

Por Marko Cortés Mendoza.

En este número de La Nación abarcamos el obligado tema del COVID-19 que, sin duda, marca una emergencia nacional, evidencia la mediocridad del Gobierno federal y también acredita que nuestros gobiernos, tanto estatales como municipales, están mucho mejor preparados y son mucho más sensibles ante la emergencia sanitaria. Acción Nacional, como en muchos otros temas, tomó la iniciativa y se apegó de manera inmediata a los protocolos internacionales para mitigar el contagio del virus, por lo cual canceló reuniones masivas e implementó diversas acciones preventivas e informativas entre sus militantes y la sociedad.

Una vez más demostramos que hay una oposición responsable y seria, que sabe gobernar y tomar decisiones ante situaciones que ponen en riesgo a la gente. Por eso, también, ante el inminente riesgo que corre nuestra economía por la pandemia, mezclada con la caída de los precios del petróleo, Acción Nacional propuso un Plan de Contingencia que incluye un auténtico programa de infraestructura, con inversión productiva y reducción de impuestos, con el fin de que cuando se supere la crisis sanitaria se pueda reactivar la economía, crear empleos y estimular el consumo interno.

Es muy importante destacar que, una vez más, la sociedad mexicana está dando ejemplo de solidaridad y amor al prójimo, asumiendo medidas para frenar el avance del coronavirus, rechazando la indolencia del gobierno ante la pandemia.

También en este número abordamos el camino hacia nuestra reforma de estatutos, en donde además de abrir al Partido y hacerlo más democrático y más justo para que quienes ganen no ganen todo y quienes pierdan no queden fuera, lo haremos mucho más equitativo e igualitario entre hombres y mujeres.

Han sido ya varias semanas donde las noticias sobre la violencia hacia las mujeres ha marcado la agenda y es obvio que el Gobierno federal no ha podido y no ha querido dar una respuesta. Los feminicidios siguen al alza, las iniciativas para cambiar esta realidad siguen siendo bloqueadas por MORENA en el Congreso de la Unión y el silencio del presidente López Obrador, acompañado por distractores como los boletos de su rifa, han resultado indignantes para toda la población.

El 8 de marzo las mujeres tomaron las calles en la mayor parte del país y demostraron que alzando la voz pueden unirse y hacer que su causa se escuche, pero un día después, el 9 de marzo, su ausencia dejó un vacío y un mensaje todavía más estridente que cualquier discurso: #SinEllasNada

Este mes ha sido de aprendizajes y de realidades que se imponen. México va a cambiar y va a ser un país más equitativo para las mujeres; va a ser un país en donde se castigue de forma ejemplar el feminicidio y donde ser mujer no vuelva a ser sinónimo de vulnerabilidad. Acción Nacional, durante sus más de 80 años de historia, ha sido ejemplo de inclusión y de equidad, y lo seguiremos siendo.

 

Marko Cortés Mendoza

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

 

Comentarios

comentarios