Editorial
Publicada el Mie, Dic 20, 2017

Por Damián Zepeda Vidales.

Diciembre se significará como un mes trascendental en la historia democrática de México y mío en lo personal. En días recientes, el Consejo Nacional y la Comisión Permanente de nuestro Partido, con madurez y humildad, aprobaron sumar esfuerzos con otros partidos políticos de oposición –PRD y Movimiento Ciudadano- para hacer realidad la coalición electoral Por México al Frente.

Asimismo, el sábado 9 de diciembre asumí la más grande responsabilidad que hasta el momento he tenido en mi vida política: la Comisión Permanente me tomó protesta como nuevo Presidente Nacional del PAN, tras la solicitud de licencia presentada por mi amigo y ex Presidente, Ricardo Anaya Cortés, a quien agradezco la confianza de invitarme a su proyecto ganador como Secretario General.

Amigas y amigos panistas, quiero subrayar que asumo esta responsabilidad con enorme entusiasmo y mucho orgullo, pero también consciente de lo que implica ser Presidente Nacional del partido más democrático de México. Ante tal responsabilidad, sólo me queda empeñar mi palabra de que pondré todo mi esfuerzo, trabajo y corazón para honrar la confianza depositada.

La tarea rumbo a las elecciones de 2018 es enorme y requerirá de todo nuestro esfuerzo para llevarla a buen puerto. Sin duda, el camino hacia el éxito pasa irremediablemente por la unidad de todos los panistas. Unidad en torno a nuestros principios, en torno a quien sea nuestro candidato presidencial y a los abanderados que impulse nuestra coalición Por México al Frente.

Frente a esta coyuntura electoral, que será trascendental para el futuro de México, nuestro Partido tiene hoy día tres grandes prioridades:

  1. Sacar adelante los procesos de selección de candidatos, principalmente la candidatura a la Presidencia de la República -responsabilidad plena de Acción Nacional-, en condiciones de equidad que resulte en los candidatos más competitivos para representar al PAN y el Frente.
  2. Continuar siendo la oposición firme y constructiva que ha sido desde su fundación. El PAN debe demostrar con hechos su congruencia en las grandes decisiones que tiene por delante, como el fortalecimiento de las instituciones con los nombramientos del Auditor Superior de la Federación, del Fiscal General de la República y de la Fiscalía Anticorrupción donde impulsaremos a los mejores perfiles que garanticen imparcialidad y objetividad.
  3. Ganar las elecciones de 2018, ganar la Presidencia de la República y consolidar una mayoría estable en el Congreso de la Unión. Ganar no para obtener el poder sino para lograr transformar a nuestro país.

 

Acción Nacional debe tener la perseverancia para entender que el éxito no es de un solo día, sino que es fruto del trabajo constante. Solamente con el trabajo en unidad, militantes y sociedad civil, lograremos cambiar la realidad de México y desterrar a aquéllos que han sido profundamente corruptos, autoritarios e ineficaces.

Amigas y amigos panistas, les reitero que pondré todo mi empeño, esfuerzo, trabajo y corazón para honrar la confianza que hoy han depositado en mí. Agradezco esta gran responsabilidad y me comprometo a hacer mi máximo esfuerzo para que se sientan orgullosos de su Dirigente Nacional.

 

Damián Zepeda Vidales

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

Comentarios

comentarios