Editorial
Publicada el Vie, Sep 22, 2017

El martes 5 de septiembre fue un día histórico para México. Ese día anunciamos la conformación del Frente Ciudadano por México, en el que participan PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Más allá de nuestras diferencias, válidas en cualquier contexto democrático, nos hemos unido para lograr lo que tanta falta le hace al país: un verdadero cambio de régimen, que sea la base de una transformación profunda de nuestro sistema político.

Junto con Alejandra Barrales, del PRD, y Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, presentamos ante el INE este acuerdo histórico que engloba causas comunes y propósitos concretos para acabar con la corrupción, la impunidad, la violencia, lograr el crecimiento económico y terminar con la pobreza y la desigualdad.

Con el Frente Ciudadano por México, aprobado por nuestra Comisión Permanente, Acción Nacional busca también recuperar su talante social, refrendando nuestra opción preferencial por los más desfavorecidos. Estamos convencidos de que el Estado debe intervenir de manera activa para promover la solidaridad entre los que más saben, más pueden y más tienen, para con los que ni saben, ni pueden, ni tienen.

El Frente Ciudadano se unió para frenar el plan de impunidad transexenal del PRI Gobierno. Ya no habrá “fiscal carnal”. Nos aseguraremos de que la elección del Fiscal General de la República sea transparente, y de que la persona elegida tenga capacidad, solvencia moral y total autonomía respecto de cualquier partido.

Este ha sido un triunfo de la sociedad civil organizada, de los intelectuales y académicos que defendieron una causa justa, como lo hicieron las diputadas y diputados de nuestro Partido, del PRD y de Movimiento Ciudadano.

De cara a la elección de 2018, Acción Nacional se fortalece. El Frente Ciudadano por México arranca en primer lugar en las preferencias electorales. Tomamos la decisión correcta. En la unidad hay esperanza y hay futuro.

No nos vamos a distraer, ni mucho menos a dividir. Hoy más que nunca, vamos a trabajar mano a mano, unidos, porque México lo reclama y no le vamos a fallar.

Por último, en estos momentos de aflicción para miles de compatriotas afectados por los recientes fenómenos naturales, mostremos una vez más nuestra solidaridad. Trabajemos por México en todos los frentes, codo a codo, como sabemos hacerlo en situaciones de crisis. Y extendamos esa vocación solidaria y subsidiaria a nuestra lucha para lograr el cambio. El 2018 está cerca. Sembremos hoy para cosechar mañana. ¡Claro que se puede!

 

Ricardo Anaya Cortés

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

Comentarios

comentarios