Editorial
Publicada el Vie, Mar 17, 2017

mano-pluma-editorial

Por Ricardo Anaya Cortés.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca impone a México grandes desafíos. Todos los temas de la relación bilateral presentan dificultades, pero, por su dimensión humana, el más preocupante es el tema migratorio.

La idea de construir un muro para impedir la entrada de migrantes a Estados Unidos, y más aún, la amenaza de deportar a miles de connacionales, separando incluso a los niños de sus padres, es discriminatoria y autoritaria. México debe hacer frente a este desafío con dignidad y entereza.

Ante el nuevo entorno bilateral, he sido invitado a participar en conferencias promovidas por diversas instituciones educativas. En la George Washington University, expuse la falsedad de muchas aseveraciones que han circulado sobre México en los últimos meses, y reiteré la necesidad de construir puentes en vez de muros entre dos países que seguirán siendo, si no aliados, vecinos permanentes.

Acción Nacional está listo para dar la batalla. Brindaremos a nuestros connacionales todo el respaldo y la asesoría legal necesaria para hacer frente a su situación. Para ello, estamos trabajando de la mano con las asociaciones que, desde hace años, dedican sus esfuerzos a ayudar a nuestros hermanos migrantes.

De forma paralela, he pedido a los legisladores de nuestro Partido revisar el esquema legal con el que funcionan las empresas, a fin de fomentar la competencia, y especialmente buscar formas ágiles para simplificar y reducir los costos de envío de remesas.

Frente a la amenaza que viene del norte, frente al discurso discriminatorio y racista, frente al bloqueo a la inversión productiva, pero sobre todo frente a la amenaza que se cierne sobre los mexicanos que viven en Estados Unidos, reafirmamos hoy que somos una Acción Nacional, una fuerza activa que velará por el bienestar de México y de sus habitantes, sin importar el lugar donde se encuentren.

Quiero también enviar un mensaje de solidaridad a todas las mujeres de México. En marzo celebramos el Día Internacional de la Mujer, ocasión propicia para reconocer su enorme aportación al desarrollo del país. El futuro de México es impensable sin la participación activa y constante de las mujeres en la vida pública, y para asegurarla tenemos aún muchos retos que superar.

A las mujeres panistas, todo mi respeto y admiración. Ellas han sido parte fundamental de todos nuestros logros, desde la fundación misma del Partido. Hoy, gracias a la última reforma estatutaria, participan en paridad en todos los órganos de toma de decisiones. En las elecciones de junio de 2016, duplicamos el número de presidentas municipales emanadas de Acción Nacional. Y hemos aprobado el Protocolo de Violencia Política contra las Mujeres. Falta mucho, pero vamos en la dirección correcta.

Estoy convencido de que decidimos mejor cuando decidimos juntos. Los hombres y las mujeres de México debemos asumir el reto que nuestra circunstancia nos plantea y superarlo juntos, comprometiendo toda nuestra energía y nuestra voluntad de servicio. Así lo hemos hecho los panistas a lo largo de 77 años, y así lo seguiremos haciendo en esta hora difícil, pensando siempre en el bien de México.

 

Ricardo Anaya Cortés

Presidente del Comité Ejecutivo Nacional

Comentarios

comentarios