Democracia de consensos. Va el Frente Ciudadano por México
Publicada el Mie, Nov 22, 2017

Por Marko Cortés Mendoza.

“Para que una coalición realmente lo sea, es necesario postular no sólo al candidato común, sino elaborar y proponer una plataforma común”: Federico Ling Altamirano

El Consejo Nacional ha sido reconocido durante toda la historia del PAN como la conciencia viva de la institución y la última sesión fue un claro ejemplo de la importancia y fortaleza del Consejo.

Después de meses de trabajo y de diálogo constructivo se consolidó el Frente Ciudadano por México como una alianza diferente a todas las antes vistas en nuestro país. La diferencia, que además es precisamente lo que hace histórica la votación del Consejo, es que construimos el primer proyecto de Gobierno de Coalición en México.

Se trata del primer esfuerzo de esta magnitud, en aras de consolidar una gran alianza nacional con base en consensos mínimos para transitar a un nuevo régimen político, a un gobierno de coalición. El Frente une a fuerzas políticas diversas, como expresión de la pluralidad de nuestra nación, mostrando desde el origen que la vocación que lo anima es la suma de esfuerzos y talentos, la construcción de espacios de diálogo y deliberación, y la generación de un proyecto común.

Por todo lo anterior, el primer paso era establecer una plataforma común con los principales problemas que padecemos y con soluciones concretas y realistas. La plataforma es la expresión de que la unión de voluntades bajo una causa superior, es la forma más productiva de actuar en democracia y hoy ya es una realidad aprobada.

Ante el hartazgo ciudadano hacia la clase política, la plataforma propone ubicar al ciudadano en el centro, para que él sea quien mande, para que la autoridad esté sujeta a controles, rinda cuentas y en caso de que le falle a la ciudadanía se vaya. Por vez primera, se propone en México la muerte civil para los políticos corruptos y arribistas, esta es una señal inequívoca de que el cambio va en serio y de que a la corrupción y la impunidad se le hace frente con medidas drásticas y castigos ejemplares.

Hace casi 18 años, cuando se aprobó la alianza que llevó a Vicente Fox a la Presidencia, el objetivo primordial fue construir una fuerza lo suficientemente grande para que no pudiera ser frenada por el sistema; hoy, después de tres sexenios, el objetivo primordial es que haya un verdadero cambio de régimen político en nuestro país y la única forma de lograrlo es poniendo las causas en el centro y que así los candidatos y los funcionarios sirvan a dichas causas.

También es importante reconocer que en México ya van cuatro sexenios en que los presidentes no cuentan con mayoría en el Congreso y esto ha devenido en gobiernos incompletos que no han podido llevar a cabo los cambios necesarios. El Frente representa la respuesta a la necesidad de lograr acuerdos amplios, incluyentes, que apunten a la construcción de un nuevo concepto de nación en el que cada mexicano pueda tomar su propio destino en sus manos.

El pasado Consejo Nacional demostró que Acción Nacional es un partido maduro que reconoce su identidad y, por ello, puede construir un proyecto plural sin renunciar a su esencia. Carlos Castillo Peraza decía que las alianzas eran válidas siempre y cuando no se renunciara a la identidad y Federico Ling decía que una coalición sólo podía ser real si se contaba con una plataforma común. El Frente Ciudadano por México es la primera alianza que respeta la identidad individual de cada partido y pone en el centro las ideas.

No podemos olvidar que Acción Nacional afirma que la pluralidad política impone la necesidad de diálogo entre los distintos partidos, teniendo como base la sinceridad y la verdad, para conciliar en la diversidad, o dicho de otra forma: somos más los mexicanos que queremos un cambio positivo en nuestro país y es posible tener una agenda en común.

Acción Nacional está preparado para volver a ganar la Presidencia de la República y para consolidar el primer gobierno de coalición de la historia. El Frente Ciudadano por México ya ha demostrado dos capacidades fundamentales para la conquista del poder: la fuerza para organizar a partidos políticos diversos y la voluntad para concretar un proyecto inteligente y una opción real de cambio y transformación.

Marko Cortés Mendoza es Coordinador del GPPAN en la Cámara de Diputados.

Twitter: @MarkoCortes

Comentarios

comentarios