Convoca a un acuerdo para salvar empleos
Publicada el Jue, Abr 23, 2020

Por Sergio Rodríguez Colín.

“Tenemos a un presidente que no escucha a la gente que sabe, le pedimos que escuche a esa gente, tiene gente muy valiosa, otros no tanto, pero la realidad de las cosas es que si los llega a escuchar va a encaminar mejor al país. Nosotros, en Acción Nacional, queremos que le vaya bien a México, por supuesto que no queremos que le vaya mal, creemos que eso de restregar el pasado, lo que me hicieron fulanito, sutanito y menganito ya se acabó, queremos un presidente echado para adelante y tomando las mejores decisiones, sin embargo, si sigue así cómo le ayudamos”.

Así lo consideró el diputado federal panista por Guanajuato, Sergio Fernando Ascencio Barba, quien además sostuvo que el plan de reactivación económica que López Obrador presentó el pasado 5 de abril es una más de sus ocurrencias, ya que es imposible que el Gobierno federal pueda generar 2 millones de empleos en los próximos nueve meses.

“El 80 por ciento de las pymes están en peligro de caer en bancarrota después de 60 días por el tema de la pandemia del COVID-19. Ya venían pasándola mal, pero ahora, día tras día que está pasando, hay una pyme que ya no funciona, que ya no está trabajando, que ya está en bancarrota. El tema más fuerte de esto es que las pymes generan 6 de cada 10 empleos en nuestro país, entonces, imaginen lo que esto va a ocasionar”.

Ante esta dura realidad que se avecina en el país (desempleo), el PAN convocó a un acuerdo nacional que permita salvar a los negocios micro, pequeños y medianos de México, por medio de estímulos fiscales que les den la oportunidad de sobrellevar esta crisis financiera sin afectar a sus empleados ni a sus familias, así como brindar diversos apoyos al empleo mediante el dinero que se recuperaría con la cancelación de obras como la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya o el Nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.

“Si él ayuda a la clase empresarial a fin de cuentas después va a ganar más, tiene que prestar atención en todo eso. Los estados gobernados por Acción Nacional estaban creciendo, si él nos apoya más, nos apoya con una mayor seguridad y beneficios para todos los empresarios, nuestros estados van a crecer, porque estamos acostumbrados a ser generadores de riqueza y eso va a implicar que el gobierno tenga más dinero; no es bloquearnos, no es echarse la bronca con nosotros, es convertirse en un cómplice para que al final de cuentas el mayor beneficio sea para el país”.

Nula inversión

Entre los puntos del plan para reactivar la economía por parte del gobierno lópezobradorista está el promover la inversión pública y privada, sin embargo, de acuerdo con el también integrante de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad de la Cámara baja este es un engaño más, pues sólo basta recordar que en 2018 México venía creciendo a la par de Estados Unidos, pero el Jefe del Ejecutivo tomó la pésima decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco, lo que causó el detrimento de la inversión.

“No hay inversión, ahí están los números, es un país que está decreciendo. El número que llegó a tener el año pasado fue de nulo crecimiento y lo mínimo que figuró fue gracias a las exportaciones, eso fue lo que nos salvó, pero el tema es que la gente no tiene confianza en este gobierno”.

El caso más reciente de las malas y autoritarias decisiones de López Obrador se dio con la cancelación de la planta cervecera estadunidense Constellation Brands en Mexicali, Baja California, la cual significaba una inversión de mil 500 millones de dólares y la creación de miles de empleos directos e indirectos. La cancelación de este importante proyecto se dio a través de una consulta promovida por López Obrador, en donde solamente participó el 3.51 por ciento del padrón electoral, es decir, 27 mil 973 personas.

Pemex, totalmente quebrado

Sobre la propuesta de disponer un recurso adicional de 65 mil millones de pesos para Pemex, se le reduciría la carga fiscal, el Subcoordinador de Desarrollo Económico del GPPAN, Sergio Ascencio, afirmó que es un error más del Gobierno federal, ya que Pemex está quebrado, de acuerdo con lo que dicen las calificadoras extranjeras.

El pasado 3 de abril, Fitch Ratings recortó la calificación crediticia de Pemex, al pasarla de BB+ a BB. “La perspectiva negativa refleja la vulnerabilidad financiera de Pemex al entorno actual de precios del petróleo deprimido”, señaló la agencia calificadora de valores.

El diputado guanajuatense precisó que el problema es que López Obrador cerró las puertas y cuestionó ¿cómo es posible que la paraestatal siga produciendo petróleo que se vende por debajo del costo?, es decir, que lo haga por las coberturas cuando es una empresa que está quebrada.

“El tema de Pemex es muy complicado y lanzo la pregunta, y lo digo fuerte y claro: ¿cómo es posible que una empresa, la que más genera en nuestro país, esté en manos de un señor que estudió agronomía?, en una universidad que ya ni existe; lo que necesitamos es a las personas más capaces para manejar eso, necesitamos un CEO que la rescate de la quiebra, que tenga el motivante por hacerlo en cierto tiempo. La verdad es que estamos en 1970 en el tema petrolero”.

 

Comentarios

comentarios