CNTE, con bloqueos asfixia al país
Publicada el Jue, Feb 21, 2019

Por Andrés Castro Cid.

Troncos de árboles, bancos y sillas de plástico, mantas con demandas, ollas con comida sobre fogatas y un centenar de personas sentadas sobre las vías férreas en Michoacán son las imágenes que se repiten en los diversos medios de comunicación al informar sobre el bloqueo que realizan desde el 14 de enero los maestros pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Michoacán en demanda del pago de salarios y abonos que, argumentan, se les adeudan.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación es una organización sindical mexicana que se ha distinguido por realizar acciones y movilizaciones violentas, así como plantones masivos en algunos estados del país y en la Ciudad de México cuando ellos consideran que hay acciones que afectan sus derechos laborales. Muchas de sus decisiones y movilizaciones han afectado de forma importante los avances en el aprovechamiento escolar de miles de estudiantes del país en los estados en los que la coordinadora tienen fuerte presencia.

En esta ocasión es Michoacán y el país los que están siendo asfixiados por la movilización que realiza uno de los aliados del actual presidente, ya que se encuentran parados los trenes y las mercancías en puertos, el de Lázaro Cárdenas ha sido afectado de manera importante. Cabe señalar que la CNTE apoyó la campaña de López Obrador rumbo a la primera magistratura del país.

Estudios económicos han calculado que el plantón de la Coordinadora ha arrojado pérdidas económicas por más de dos mil millones de pesos, aunque hay otras estimaciones que arrojan pérdidas por unos 7 mil 600 millones de pesos a la industria ferroviaria, además de afectaciones graves a la cadena productiva y la generación de empleos.

Acciones pasivas por parte del Ejecutivo

López Obrador, con su tradicional estilo al hablar, lento y pausado, afirmó el 31 de enero que “el gobierno no merece ese trato, ya que representa a los ciudadanos y al pueblo”. En la tradicional conferencia mañanera del presidente, mediante un posicionamiento conjunto, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, coincidieron que, en los bloqueos de las vías ferroviarias, la orden que ha dado el presidente del país es la de no reprimir.

Días después, el viernes 8 de febrero, López Obrador dio a conocer que el Gobierno federal interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contra quien resulte responsable, debido al bloqueo que mantiene la CNTE en las vías férreas en Michoacán.

“Había la costumbre de que la queja era a la autoridad y ahora lo que se va a hacer en estos casos es que vamos a pedir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que nos recomiende qué se hace en estos casos para no usar la fuerza”, dijo el Ejecutivo federal, quien reiteradamente se ha negado a aplicar el Estado de Derecho.

Industria ferroviaria reporta fuertes pérdidas económicas

En este marco, la Asociación Mexicana de Ferrocarriles informó que debido al bloqueo a las vías del tren que mantiene la intransigente Coordinadora, 353 trenes se encuentran sin salida.

En un comunicado de prensa, la asociación ferroviaria precisó que se encuentran acumulados 12 mil contenedores inmovilizados en sus patios, además de miles de toneladas de productos terminados de acero, mineral de fierro y la materia prima para la industria siderúrgica, tan solo en el puerto de Lázaro Cárdenas.

Las ferroviarias Kansas City Southern de México y Ferromex denunciaron que presentan pérdidas por 2 mil millones de pesos al no mover carros y locomotoras, sin contar otros efectos colaterales.

Frente a este escenario de intransigencia por parte de la CNTE, Acción Nacional ha acusado al gobierno morenista de actuar con absoluta pasividad en este tema, negándose a reestablecer el Estado de Derecho.

Por medio de un boletín de prensa emitido el 8 de febrero, el Secretario de Asuntos Económicos del PAN, Armando Rivera Castillejos, aseguró que el bloqueo de la CNTE a las vías férreas en Michoacán deja ver una clara complacencia por parte del gobierno que ha decidido no actuar. De continuar esta situación, dijo, se estará dejando un precedente grave de impunidad.

Cabe señalar que, hasta el día del cierre de la revista, la aliada del presidente sólo había decidido realizar repliegues tácticos en Yurécuaro, Caltzontzin y Las Guacamayas. Sin embargo, señaló que el plantón en el centro de Morelia y el paro de labores continuarán, y exigió la reinstalación de la mesa tripartita con los gobiernos federal y estatal “para dar solución de fondo a la problemática educativa en la entidad”.

Comentarios

comentarios