Carta a Santa Claus
Publicada el Jue, Oct 24, 2019

Por Andrés Castro Cid.

“El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020 (PPEF) es una carta a Santa Claus, ya que el actual gobierno cree que al no modificar ninguna de las actuales variables se crecerá el 2 por ciento, lo que será muy complicado”, aseguró el diputado federal del PAN, Armando Tejeda Cid.

Lo anterior, añadió, generará una caída en la recaudación del IVA, ISR y del IEPS, que se da a través del consumo, lo que afectará a los estados, municipios y la propia recaudación que tiene el Gobierno federal para enfrentar los compromisos, además de que no se podrá cumplir con los compromisos que se establecen en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En entrevista para La Nación, el político michoacano afirmó que el proyecto de presupuesto presentado desalienta la inversión pública, pues disminuye, en comparación al año pasado, en menos del 8 por ciento de manera global; por ejemplo, en la infraestructura y en mantenimiento carretero se reduce, así como en programas como el mejoramiento urbano para todas las ciudades.

Tejeda Cid alertó que también en el tema educativo y de salud, otra vez, no se invertiría en este año, lo que genera una infraestructura y servicios cada vez más deficientes, “todo será de menor calidad”.

Cuestionado sobre la viabilidad de continuar con los programas como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida, sin reglas de operación, el diputado blanquiazul comentó: “este es el gobierno más opaco del que tenemos cuenta en la era moderna de México, ya que ejerce de manera directa y poco transparente casi 400 mil millones de pesos”.

Actualmente, continuó, en todos estos programas se tiene un subejercicio de más del 50 por ciento y con esto, como lo dice el líder nacional del PAN, Marko Cortés, hace su guardadito para gastarlo, no sabemos todavía en qué, porque queda a libre disposición del Presidente de la República.

Otros rubros que preocupan en el proyecto de presupuesto 2020 son: agricultura, le quitan las concurrencias, es decir, un presupuesto que tenía una parte federal, una estatal y una del beneficiario, lo quitan por completo.

El tema de las sanidades, que permite tener tierra y agua de la mejor calidad para poder exportar, viene con un menor presupuesto, mientras que en lo referente al turismo se termina con todo lo de los pueblos mágicos, “toda la promoción de México en el mundo, los proyectos de inversión turística en infraestructura se eliminan”.

Frente a este panorama, Armando Tejeda aseguró que el PAN, desde el Congreso, trabajará para fortalecer a los estados y los municipios a partir de los impuestos, de los derechos o de los pagos que hacen los municipios a la Federación, que es otra manera de poder subsidiar y, de esta forma, sopesar todo lo que está bajando el Gobierno federal.

Identificar en lo que se gasta

El director de carrera en Economía del Tecnológico de Monterrey, Ángel Olvera Lozano, consideró que lo que realmente necesita el país es hacer un verdadero presupuesto, es decir, identificar claramente en qué podemos gastar.

En entrevista con la revista precisó que este proyecto presupuesta un billón 132 mil pesos para 2020 y presenta una reducción muy pequeña en comparación al año pasado, sólo un 0.38 por ciento.

Cuestionado sobre los recursos destinados a programas sociales, como Jóvenes Construyendo el Futuro, el académico opinó que lo positivo de estos programas es que buscan una progresividad o generar una mayor igualdad de la sociedad a través del ingreso.

Sin embargo, dijo, el problema yace en la inexistencia de reglas de operación claras, “preocupa que las reglas de operación sean malas, poco transparentes y que impiden consultar cómo se distribuyen estos recursos; lo que puede generar es que en algún momento crezcan tanto que sean insostenibles y sin saber hacia dónde se van”.

Sobre las repercusiones económicas de haber cancelado el proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, Olvera Lozano informó que sí se han detenido las finanzas y se frenaron las inversiones, “eso es una realidad, además de que todavía no se pueden administrar los otros proyectos como el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas; todo lo anterior desalienta la inversión en el país”.

Finalmente, destacó que el concepto de austeridad republicana no significa gastar menos, sino gastar de forma eficiente, “lo que tenemos que identificar es la eficiencia del presupuesto, cómo se ha venido ejerciendo; lo que no debe hacer el gobierno es gastar por gastar, se debe de gastar de forma eficiente”, insistió.

 

Comentarios

comentarios