Cáncer que erosiona a México
Publicada el Mie, Mar 21, 2018

Por Alejandro Ledesma Solórzano.

“México padece una grave crisis de corrupción que erosiona la credibilidad en el Gobierno, en nuestra democracia y en la confianza hacia las instituciones. No por nada los niveles de credibilidad del presidente Enrique Peña Nieto son tan bajos, los peores, comparándolos con los últimos mandatarios”, manifestó el sociólogo Emilio Álvarez Icaza, Coordinador del Consejo Nacional Promotor de la Iniciativa Ahora.
Entrevistado en su oficina, el reconocido promotor de la democracia y la defensa de los Derechos Humanos señaló a La Nación que México es un panorama de contrastes, “un país rico en recursos, cultura y con gente extraordinaria, sin embargo, sobrevive con un Gobierno que le queda chico a su gente y con un presidente sin rumbo”.
Sostuvo que dicho fenómeno de contrastes refiere a dos tipos de crisis: la primera es una crisis ética acompañada por un muy orquestado pacto de impunidad y que esencialmente se manifiesta y explica por los escandalosos casos de corrupción, que incluso alcanzan al primer círculo del gobierno del presidente Peña Nieto.
“Encontramos servidores públicos como el actual canciller, Luis Videgaray, y sus escándalos inmobiliarios; el ex director general de Pemex, Emilio Lozoya, involucrado en el caso Odebrecht; el ex secretario de Sedesol, Luis Miranda, y sus familiares vinculados con la venta ilegal de gasolina, y qué decir del titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, quien como máxima manifestación de corrupción y desastre es responsable del socavón de Cuernavaca, el tren mal licitado y varias obras inconclusas y de alto costo”.
El ex Secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos resaltó el caso de Raúl Cervantes, quien antes de su gestión como Procurador General de la República fue abogado de Enrique Peña Nieto cuando era candidato a la Presidencia.
“Irónico que el encargado de hacer cumplir la ley, la haya burlado al presentar un domicilio inexistente para evadir los impuestos de su Ferrari… Tuvo dinero para adquirir ese automóvil, ¿pero no para pagar su tenencia?”.
Subrayó que en esta crisis ética destaca la nueva generación priista, que resultó ser la más corrupta en los últimos años. El caso del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, dijo, es ejemplo claro del pacto de impunidad al ser protegido de la PGR, instancia que resolvió no ejercer acción penal en su contra pese a sus 12 órdenes de aprehensión por delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal.
Álvarez Icaza recordó también a sus homólogos en Veracruz (Javier Duarte) y Quintana Roo (Roberto Borge), quienes dejaron en ruinas a sus entidades y hoy están tras las rejas por delitos como lavado de dinero, vínculos con el crimen organizado y enriquecimiento ilícito.
Sobre la segunda crisis en la que se encuentra sumergida México, el también ex Presidente de la CDHDF apuntó que esta alude a la violación de los derechos humanos y la violencia.
Precisó que 2017 fue el año más violento en materia de homicidios dolosos, lo que refleja una deficiente política de seguridad.
“Casos como desapariciones forzadas, ejecuciones extra judiciales, tortura, violencia de género y la muerte de periodistas, posicionan a México como uno de los países que más violaciones graves registran en el tema de derechos humanos”.

Impunidad despedaza Estado de Derecho
Emilio Álvarez Icaza, quien también fungió como Consejero del IEDF, condenó el pacto de impunidad impulsado desde años atrás por el PRI, “nos damos cuenta de que, más que un partido, es una cultura política donde la justicia es una excepción, la impunidad una norma y sus ramales de complicidad se van reproduciendo de distinta forma y en distintos espacios; lo vemos en el Senado con la expresión de quienes se hicieron llamar ‘los rebeldes del PAN’, que más bien parecen los corderos del PRI”.
Frente al llamado pacto de corrupción e impunidad, en donde no gana el mejor sino el que más transa, Álvarez Icaza enfatizó en la urgencia de romper con este, puesto que hace pedazos el Estado Democrático de Derecho, rompe la igualdad ante la ley e inhibe la competencia.
El sociólogo recordó a Navanethem Pillay, ex alta Comisionada de las Naciones Unidas por los Derechos Humanos, quien advirtió sobre el peligroso alcance de la corrupción, la cual también mata, niega y quita derechos, esencialmente a quien más lo necesita.
“Mata cuando una mala edificación cobra vidas tras su derrumbe, cuando se da agua destilada a un niño enfermo de cáncer en lugar de quimioterapia y quita derechos cuando en lugar de invertir en educación o desarrollo social, destinas el monto a la maquinaria electoral del PRI”, expresó.

No basta confiar, hay que sumar
Sobre su postulación al Senado por la República, el ex aspirante independiente a la Presidencia se dijo motivado por la apertura y diálogo entre la coalición Por México al Frente y la Iniciativa Ahora, al considerar el 20 por ciento de las candidaturas para la sociedad civil.
“Lo que pretendemos en el Senado es que los derechos humanos lleguen con fuerza a la Cámara, que tengamos procesos de armonización legislativa con los acuerdos internacionales de México, así como una condición de empujar en el Pacto Federal un Pacto Republicano que honre lo que somos”, apuntó.
Detalló que la iniciativa Ahora está empujando otras 18 candidaturas independientes en varios municipios de la República, que como fuerza política emergente aportarán a la transición de la democracia local.
“No soy militante de ningún partido, pero estoy en el ánimo de sentarme, construir acuerdos que nos permitan retomar el camino de la democracia y con eso detonar el país de futuro que todas y todos merecemos”, externó.
Cabe señalar que el pasado 18 de febrero, la Iniciativa Ahora y los partidos que integran la coalición Por México al Frente, así como su candidato a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya, suscribieron un acuerdo de diálogo político de cara a las elecciones de 2018.
En dicho documento se establecen los ejes de discusión, las preguntas a responder en el diálogo público y el planteamiento de condiciones a partir de las cuales la Iniciativa Ahora participaría en Por México al Frente.
“Primero el país, luego las organizaciones y, por último, por muy legítimo que sea, cualquier candidatura. Eso fue lo que dijimos cuando la Iniciativa Ahora decidió no continuar adelante con mi aspiración a ser candidato independiente a la Presidencia de la República”, refirió.

Audacia, liderazgo y visión
Tras el evidente desplome del PRI en lo que va del proceso electoral, el activista insistió en la necesidad de empezar a construir lo nuevo y dejar de reproducir lo viejo.
Álvarez Icaza dijo que en este momento histórico lo que se necesita es audacia, liderazgo y visión, y no dejar en ningún momento abandonado al candidato presidencial del Frente, Ricardo Anaya.
“Estuve en su presentación como candidato, en su toma de protesta, y debo decir que me gustó mucho el horizonte futuro que pinta para el país. Me parece que está planteando un dilema muy importante, ¿cómo resolvemos el futuro del país?, ¿qué tipo de cambio queremos? Espero que el Frente continúe con esta apertura para que otros actores sumen a la agenda”, finalizó.

Comentarios

comentarios