Cambiar estructuras y desmantelar régimen priista
Publicada el Vie, Ago 25, 2017

 

Por Laura Vega.

La Plataforma Político-Electoral 2018 de Acción Nacional será revolucionaria y audaz, hará un reconocimiento del agotamiento del régimen priista y contendrá un capítulo especial de desmantelamiento del mismo, a fin de lograr un verdadero cambio democrático de las estructuras en el país.

Así lo dio a conocer en entrevista para La Nación, el Coordinador de la Comisión de Plataforma Electoral, Gustavo Madero Muñoz.

El ex presidente del PAN explicó que cuando el Partido fue gobierno de 2000 a 2012 no se completó la tarea de desmantelar lo que hicieron las administraciones priistas.

“Se hicieron cosas buenas, sí, muy buenos gobiernos, honestos, eficientes, administradores, con buenas finanzas públicas, generación de empleo, pero no se desmanteló el régimen priista, la cultura priista, no se modificó de raíz la cultura clientelar, corporativista, la corrupción y los privilegios”.

Por ejemplo, no se dio un cambio en la forma de nombrar jueces, magistrados, en el funcionamiento de los medios de comunicación o el sistema educativo no se modificó de raíz.

“No se trataba de hacerlo más eficiente, sino de repensarlo, reconstituirlo, quitarle el diseño que los engendró, lo que los inspiró para hacer más instrumentos de control político que de desarrollo en el país”, puntualizó.

Un caso fue el sistema educativo, que era de perpetuación y control ideológico y político del sindicato más grande en México. De igual manera, el campo no estaba pensado para superar las condiciones de pobreza de la población, sino para tener controlado el voto verde.

En estos temas, dijo, hay que hacer un cambio revolucionario e institucional dentro la democracia.

En su visita a la Ciudad de México, en la casa de la representación del Gobierno de Chihuahua, ya que también se desempeña como Jefe de Gabinete del gobernador Javier Corral, Gustavo Madero detalló quiénes son los verdaderos enemigos de México.

“El enemigo son las condiciones de pobreza, de desigualdad, de injusticia, de inseguridad y de impunidad que vivimos. Es el enemigo conceptualmente”.

Aunque electoralmente algunos exponen que se debe hacer un frente contra Andrés Manuel López Obrador, pidió que no exista confusión porque el verdadero enemigo es el régimen incubado durante más de siete décadas de gobierno hegemónico del PRI, inspirado en el nacionalismo revolucionario. “Ese es el desmantelamiento de ese sistema que no hemos concluido”.

Síntomas de agotamiento

En este diagnóstico, Gustavo Madero también señaló que los síntomas del agotamiento a las estructuras políticas son dos:

La gente no se siente representada en sus gobiernos, en sus gobernantes, en sus legisladores y en sus partidos. Hay una crisis de representación, de confianza y de participación. “Los partidos viven una dinámica muy endogámica, hacia sí mismos y no trastocan la realidad de la mayoría”.

La crisis de la falta de mayorías estables, ya que los Presidentes desde 1997 tienen gobiernos divididos.

El ex presidente del PAN manifestó que eso no debería ser un problema, pero el diseño institucional no incentiva los acuerdos. De tal manera que vuelve tortuoso, costo e ineficiente el proceso legislativo para reformar las leyes y no se modifican las condiciones de vida.

Un ejemplo es el salario mínimo, al que se le quitaron las etiquetas que lo anclaban a cálculos de tasas de interés, multas y contratos, y con eso dijeron que se liberaría para poderse incrementar, pero no fue así.

Cambio de estructuras

Es por ello que Madero sostuvo que la Plataforma del PAN no debe ser inercial, ni más de lo que ya estamos acostumbrados, y para darle ese impulso le pusieron el título provisional de: “Ante el agotamiento del régimen: disrupción, desmantelamiento e innovación para el cambio democrático de estructuras”.

Al hacer referencia al documento “Cambio democrático de estructuras”, escrito en 1971 por Efraín González Morfín, Madero Muñoz destacó que en ese entonces fue una pieza fundacional del PAN moderno, en donde se reconoció una necesidad de ir a fondo para transformar al país y justo este momento resulta muy parecido al que se vivió hace 46 años.

En ese sentido, la Plataforma del PAN rumbo al 2018 pretende transformar las estructuras económicas agotadas, pues hay problemas como el ingreso de la mayor parte de las familias que es insuficiente y provoca que la gente esté condenada a vivir en la pobreza, pues no existe ningún mecanismo de movilidad social que funcione.

Otro problema son los más de 5 mil programas sociales en México, que significan un gran derroche, desperdicio y duplicidad de proyectos, pues no están tocando el fondo del asunto ni modificando la realidad de las personas.

En el caso de la educación no está dotando a los mexicanos de todas las herramientas para que se puedan desarrollar como emprendedores, trabajadores y creativos, sino que está perpetuando las cosas con una mediocridad lamentable y patética.

“México invierte mucho en educación, pero no transforma, no impacta, no es un instrumento para la prosperidad de las personas”.

El Coordinador de la Comisión criticó que el sistema vulnera a las personas y le impide el acceso al ejercicio de sus derechos, a la cultura, a la educación, al esparcimiento y al trabajo.

Para hacerle frente a estas deficiencias del sistema, la plataforma del PAN buscará mejorar el ingreso de la familia, combatir la impunidad, la inseguridad y la injusticia, mejorar el funcionamiento del sistema político y solucionar los problemas del desarrollo social y humano de las personas.

Los trabajos de la Plataforma ya están en marcha, y en primera instancia la Comisión y el Partido van a realizar una propuesta base sobre la cual solicitarán opiniones, aportaciones, retroalimentación y críticas.

Esta propuesta estará enriquecida por todos los militantes mediante foros organizados con el apoyo de la Fundación Rafael Preciado Hernández, que comienzan el próximo 18 de agosto en Chihuahua. Primero serán regionales para después hacerlos temáticos, y más adelante se harán consultas con especialistas.

¿Y los aspirantes a la Presidencia?

Los aspirantes a la Presidencia también tendrán voz en la Plataforma y habrá un momento donde serán escuchados para incorporar sus ideas.

Sin embargo, Madero pidió recordar que se trata de una plataforma electoral para las elecciones federales, pues no es para el candidato o candidata a la Presidencia, es del Partido e incluirá a todas y todos los abanderados a senadoras, senadores, diputadas y diputados.

“Estamos en un régimen presidencialista y pues el candidato le mete su sello, pero no se agota en él, no hay que hacer tampoco proyectos personalísimos ni caudillistas”, aclaró.

Frente Amplio Opositor

Además de la Plataforma del PAN, Gustavo Madero explicó que también se está trabajando en un Frente Amplio Opositor.

“El PAN puede ganar solo la Presidencia, pero no se trata de ganar la Presidencia, se trata de cambiar al país, de cambiar a México. Y para eso necesitamos una mayor potencia, un frente más amplio”.

Madero recordó el Pacto por México, firmado en 2012 siendo Dirigente Nacional, en donde el compromiso 87 de 95 destacaba los gobiernos de coalición.

Dos años después, en enero de 2014, se aprobó y se publicó la reforma constitucional y se permitió que el próximo Ejecutivo, si quiere, construya una mayoría estable, un gobierno de coalición, un régimen un poco semiparlamentario, que realice una coalición de gobierno y una legislativa, que pase por el Congreso y se apruebe un gabinete, un programa y una agenda legislativa.

“Eso puede ser la tablita de salvación para un país que rumia sus problemas, para un país que requiere dejar la simulación atrás y un país que tiene una pluralidad que nos define. La diversidad es buena, pero no debe ser inhabilitante, no debe ser paralizante y hoy nuestra pluralidad no incentiva los acuerdos”, reclamó.

De ahí planteó que la fórmula Frente Amplio-Gobierno de Coalición puede ser lo que requiere la oposición para cambiar a México.

El ex dirigente panista especificó que se mantiene el diálogo con otras fuerzas políticas para identificar puntos de consenso, en donde más del 80 por ciento son transitables como el combate a la corrupción, la democratización del país, el control financiero para evitar excesos y abusos, inversión en desarrollo, tecnología, ciencia y derechos humanos.

Mientras que los temas que dividen pudieran ser la adopción de niños por personas del mismo sexo, ya que unos dicen que tienen el mismo derecho a adoptar y otros que el derecho no es del adulto sino del niño a tener una familia. “Son dos visiones, las dos válidas, pero nos divide. Esos los ponemos en un cajón”.

Hay otros temas que necesitan precisarse con mucha finura para encontrar el común denominador, como los fiscales que deben modificarse, pero se debe ser muy fino en las plataformas.

También el federalismo, la manera cómo se eligen los candidatos en los partidos y cómo se designan los órganos autónomos por el Congreso.

Los compromisos de Madero

El ex presidente del PAN reconoció que es una gran distinción y responsabilidad haber sido nombrado Coordinador de la Plataforma porque le permite recoger su experiencia desde el Pacto por México.

Asimismo, la experiencia local en Chihuahua le ha permitido vivir un ejercicio de construcción de un gobierno aliancista, incluyente y plural.

Advirtió que habrá muchas propuestas basadas en la simulación, en el discurso, pero no en el compromiso profundo de modificar la realidad del país. Por ello, se comprometió a que Acción Nacional cuente con una propuesta audaz, de mayor alcance y de las más honestas.

Comentarios

comentarios