Burlas y desdén a la oposición
Publicada el Lun, Abr 22, 2019

Por Alan Valdés Chino.

Ante la aprobación de una reforma constitucional por parte de la Cámara de Diputados que pretende establecer una consulta de revocación de mandato solicitada por el Jefe del Ejecutivo y donde se corre el riesgo de tener una reelección presidencial, el Partido Acción Nacional, a través de su Presidente, Marko Cortés Mendoza, alertó a la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la situación que priva en el país y le pidió de la manera más atenta hacer un llamado a la estabilidad democrática en México.

Mediante una carta que fue entregada el pasado 29 de marzo al Secretario General de esta organización, Luis Almagro Lemes, el líder albiazul, la Secretaria de Relaciones Exteriores, Mariana Gómez del Campo, y el Secretario de Comunicación, Felipe González Castañeda, plantean una serie de preocupaciones ante las amenazas que se presentan al sistema democrático  mexicano, mediante acciones que desde el Gobierno y el Congreso lesionan los principios de legalidad, equidad y dañan el orden constitucional.

Cabe recordar que después de una acalorada discusión en el recinto legislativo de San Lázaro fue avalada dicha reforma con mayoría calificada -328 votos a favor, 153 en contra y dos abstenciones-, a pesar de la férrea oposición de los diputados de Acción Nacional.

Al enterarse de las medidas tomadas por la oposición en contra de la revocación de mandato, el presidente Andrés Manuel López Obrador, como ya es costumbre, se burló de la carta enviada por el presidente de Acción Nacional, Marko Cortés, durante una de sus conferencias mañaneras.

En la realidad paralela donde habita López Obrador, México vive un nivel de conciencia política como nunca y es por eso que “ya nadie puede manipular ni engatusar a la gente”. El flamante presidente de la cuarta transformación dijo de forma insultante: “me enteré, no sé si sea cierto, porque el presidente del partido conservador fue a la OEA a denunciarme porque pretendo reelegirme, pero independientemente del absurdo de la denuncia lo importante es que me enteré tres días después, ¿esto qué significa?, pues que nadie toma en serio un acto de esa naturaleza, entonces se hace el ridículo”.

Ante dichas expresiones por parte del Presidente de México, la Secretaria de Relaciones Exteriores del CEN del PAN, Mariana Gómez del Campo, lamentó que la reacción del mandatario haya sido de burla y desacreditación a los partidos políticos de oposición.

Mediante un comunicado, la ex senadora de la República expresó lo siguiente: “si el PAN acudió ante la OEA es porque en cuatro meses de gobierno ha quedado claro que la llamada Cuarta Transformación ha vulnerado las instituciones.

“Quiso imponer una Guardia Nacional con mando militar que la oposición frenó y en la que se logró un mando civil; la desaparición de subsidios a las organizaciones civiles que ayudaban a mujeres violentadas; el ataque a las estancias infantiles; la desaparición de los comedores comunitarios; el desempleo masivo; las adjudicaciones directas y la falta de respuesta a las agresiones de Donald Trump”, agregó.

Gómez del Campo destacó que Acción Nacional optó por alertar ante un organismo internacional, del que México es parte, como lo es la OEA, debido a que ésta tiene como sus cuatro pilares la democracia, los derechos humanos la seguridad y el desarrollo.

Además, para la Secretaria de Relaciones Exteriores existe la preocupación de que el presidente Andrés Manuel López Obrador continúe utilizando las conferencias mañaneras como un mecanismo para desacreditar a quien piensa de manera distinta a él, lo que ha dejado de manifiesto que el gobierno morenista ha llegado para vulnerar, incluso, la libertad de expresión.

“Como partido de oposición lo que nos parece verdaderamente “ridículo” es no levantar la voz cuando se considera que la democracia está siendo lesionada”, afirmó.

Finalmente, en Acción Nacional no se olvida que en su momento López Obrador intento acudir a instancias internacionales, particularmente a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando consideró que sus derechos eran vulnerados, por lo que, una vez más, queda demostrado que no concuerda lo que dice con lo que hace.

 

Comentarios

comentarios