Belén Magallón
Publicada el Lun, Abr 22, 2019

Por Andrés Castro Cid.

“Puedo decir que soy panista de toda la vida, desde la cuna, yo nací en el PAN. Tengo 65 años, pero a manera consciente soy militante desde el 68; recuerdo que llegaba de la escuela para repartir propaganda en la elección de 1968 en el estado, la cual se robaron, algo que se me quedó muy grabado”, comentó Belén Magallón, hija de uno de los panistas pilares en la lucha por la democracia en México y en el estado de Baja California, don Salvador Rosas Magallón.

En entrevista para La Nación, recordó como desde su infancia dedicaba horas de su vida por llevar la democracia a Tijuana, Baja California. “Íbamos de casa en casa entregando propaganda, fui representante de casilla, comisionada electoral, candidata suplente a regidora; fui regidora en el primer ayuntamiento en Tijuana y siempre he estado activa en el Partido y hasta la fecha soy panista”.

Tras recordar uno de sus primeros momentos en el andar de su padre, don Salvador Rosas, narró que en el 45 él llegó a Baja California y empezó a buscar gente que persiguiera lo mismo: llevar la democracia al estado y en 1948 pudo fundar el Partido Acción Nacional en el estado.

Sin embargo, dijo, esa lucha costó mucho, pues se perdieron vidas, hubo encarcelamientos, desapariciones. La lucha por un estado con democracia, con derechos y libertades fue muy dura, desde un inicio hubo persecución, lo que no fue impedimento para seguir en la construcción de esas libertades que hoy se tienen.

Frunciendo el ceño y hurgando en su memoria, Belén Magallón también compartió que su padre conoció a Manuel Gómez Morin en la Universidad Nacional Autónoma de México, en la capital del país, y a partir de ese acercamiento, el fundador le encargó participar en la fundación del PAN; primeramente trabajó en Los Mochis, Sinaloa, en donde este trabajo casi le costó la vida, por lo que decidió partir a Baja California y asentarse para consolidar al Partido en Tijuana y Mexicali.

“La revista La Nación siguió toda la vida de mi papá, desde el 45, puesto que tiene escritos que él envió para su publicación y la revista siguió esta lucha, estuvo 11 veces en la portada. Si se quiere saber quién fue Rosas Magallón puede seguirlo en La Nación, toda esta lucha por el PAN y por México”.

De cara a las elecciones de este año en el estado, en Baja California, opinó que el Partido ha continuado en el impulso de la participación ciudadana y, gracias a ello, se han logrado triunfos importantes, sin embargo, debe seguir instruyendo a la gente sobre qué es el Partido Acción Nacional y lo que ofrece, esto no se debe detener.

Sobre la realidad que se vive a nivel nacional, Belén Magallón opinó que hoy tenemos a un Presidente que realmente no representa nada de lo que es vivir en un país democrático, sino todo lo contrario, “estamos regresando a lo que fue antes, un día dice una cosa y al otro día se contradice, y contra esto debe luchar el PAN, seguir en esta lucha constante, tomar las enseñanzas como Partido y volver a instruir a la gente para que esto que vivimos no llegue a más”.

Finalmente, aseguró sentirse orgullosa de ser hija de don Salvador Rosas, porque fue una persona muy valiosa y respetada: “yo lo vi luchando por el Partido, vi las persecuciones y los encarcelamientos, situaciones que valieron la pena puesto que se logró lo que se buscaba, la democracia en México y en el estado”.

 

Nos robaban las elecciones: Juan Manuel Salazar

El esposo y eterno compañero de lucha en el estado de Belén Magallón, Juan Manuel Salazar, e hijo de Juan Salazar Ponce, otro luchador por la democracia en el estado, comentó que su lucha al interior del PAN fue en la época que invariablemente ganaba Acción Nacional, pero que siempre les robaban el triunfo, de lo que a la fecha hay constancias.

Juan Manuel Salazar compartió con La Nación que él desde muy joven, a los 13 años, ya participaba activamente en Acción Nacional, repartiendo propaganda, consiguiendo gente para instruirlas y asistieran a las casillas durante las elecciones.

“En aquellos tiempos la adhesión de la gente hacia el PAN era de gran tamaño, le daban tiempo, dinero y esfuerzo, porque la gente quería librarse de un PRI abusivo”.

Nadie pensaba en la posibilidad de que le iban a dar una chamba, esa es la diferencia del PAN de hoy y la gente del PAN de aquel entonces. La gente de Acción Nacional de entonces tenía muy metido aquello que nada me voy a llevar, la gente de ahora tiene algo que cuidar, subrayó.

Finalmente, al referirse a don Salvador Rosas Magallón opinó que fue un hombre “que nunca se rajó, igual que el pueblo”.

Comentarios

comentarios