Agendas ciudadanas, la tarea pendiente de los partidos
Publicada el Jue, Nov 26, 2020

 

Por Alan Ávila Magos.

Todos hemos coincidido y se ha mencionado hasta el cansancio que el resultado de las elecciones del 2018 fue la consecuencia de dos principales factores: por un lado, la persistencia de López Obrador recorriendo cada rincón del país con un mensaje de cercanía con el pueblo y el distanciamiento de los políticos con las causas ciudadanas.

El mensaje de los ciudadanos en las urnas fue claro y los panistas lo hemos entendido: dejaron de encontrar en los partidos a las instituciones que representaran sus necesidades y aspiraciones. Es por eso que desde los congresos y gobiernos locales nuestro Partido ha demostrado que es en congruencia a nuestra vocación ciudadana como habremos de recuperar esa confianza.

Estos dos años de gobierno de López Obrador han mostrado que las cosas no han mejorado y que aún con el respaldo histórico de 30 millones de votos no han reflejado un actuar distinto de quien antes estaba en el gobierno. Incluso, las estadísticas indican que ahora, en todo, estamos peor: seguridad, economía, salud, empleo, turismo, educación, etcétera. Si a la irresponsabilidad del Ejecutivo Federal le sumamos la sumisión del Legislativo no sólo federal sino de algunos congresos y gobiernos locales, la vida pública y política en México cada vez está más sometida a la voluntad de un solo hombre.

Entendiendo los dos factores del resultado electoral del 2018 y sabiendo que nuestro país no va por el camino correcto, la oposición tiene un reto enorme que debe atender: recuperar la confianza ciudadana.

La urgencia no es por el simple hecho de reencontrarnos con los ciudadanos que, por supuesto, es una tarea fundamental para el futuro de los partidos, nunca debimos separarnos de ellos. Pero la urgencia es por la amenaza a la vida institucional y democrática por la que nuestro país atraviesa.

La oposición debe asumir la responsabilidad de proteger a la democracia y a las instituciones que durante muchos años han fortalecido a nuestro país, ante la amenaza de López Obrador y todos sus aliados. Por supuesto que había y hay enormes cosas por mejorar, pero hacer uso de los órganos de gobierno para satisfacer las agendas ambiciosas y tiránicas del presidente de México es, sin duda, una falta de respeto a la historia de nuestro país y a la lucha de hombres y mujeres de tantos años.

Ese enorme desafío tiene una primera batalla electoral y será el 6 de junio de 2021. Es una prueba de fuego que la oposición tendrá para mantener y recuperar espacios en la Cámara de Diputados, en los Congresos locales, ayuntamientos y gubernaturas. Esta batalla campal no la habremos de librar solos, sino que deberá ser a través de un gran pacto con los ciudadanos. Ese reencuentro que urge y que permitirá generar los contrapesos tan necesarios.

Los partidos políticos debemos alcanzar esa sinergia ciudadana, principalmente el PAN, pues justamente nuestro origen y nuestra historia se han caracterizado por ser un partido que siempre ha estado de lado de los ciudadanos. Los partidos debemos pagar esa deuda y ser capaces de alcanzar ese pacto y ese reencuentro con quienes harán que arrebatemos el tiránico poder a MORENA y sus partidos aliados. Y digo quizás porque han surgido algunas iniciativas como FRENAAA y Sí Por México donde los ciudadanos han mostrado su claro descontento hacia el gobierno de México y su preocupación por la realidad que vivimos.

Celebro que existan este tipo de iniciativas, pues debemos volver a ciudadanizar la política. Los partidos debemos atender esas demandas y hacer de las causas ciudadanas nuestras causas. Estoy convencido que el tiempo de organizaciones como las que mencioné deben ser temporales y no porque no deben tener participación activa los ciudadanos, sino porque si éstas no alcanzan su objetivo y siguen surgiendo más, evidenciará que los partidos seguimos sin cumplir con nuestra misión.

Podremos coincidir o no en muchos temas, pero en lo que todos los partidos debemos coincidir es que estamos obligados a escuchar a los ciudadanos y poner al servicio nuestras plataformas para que sus causas sean nuestras causas. En 2021 el PAN alcanzará ese gran pacto, vamos por el reencuentro con los ciudadanos.

 

Alan D. Ávila Magos es Secretario Nacional de Acción Juvenil. Twitter:

@AlanAvilaMagos

Comentarios

comentarios