Adiós Fiscal Carnal del PRI
Publicada el Jue, Sep 21, 2017

Por Marko Cortés Mendoza.

Durante las últimas semanas de agosto y particularmente la primera semana de septiembre, hemos sido testigos del escándalo que generó la necedad del PRI-Gobierno de imponer al llamado “Fiscal Carnal”, a partir del pase automático de la Procuraduría a la nueva Fiscalía General. El debate ha sido muy manipulado y se ha intentado por varios de los actores principales dibujar una versión que no es la real, por ello es importante saber:

  • La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prevé, en su artículo 102 apartado A, que: “El Ministerio Público de la Federación se organizará en una Fiscalía General de la República como órgano público autónomo, dotado de personalidad jurídica y patrimonio propio”. Esto quiere decir que desde su inicio se delineó la necesidad de contar con un Fiscal General Independiente de intereses partidistas.
  • Efectivamente, como mucho se ha dicho, durante la LXII Legislatura se aprobó un pase directo del Procurador a la Fiscalía, sin embargo, la coyuntura era muy distinta a la que se vive hoy y la sociedad civil organizada señaló este error, ya que es de vital importancia garantizar la autonomía plena del Fiscal General y su absoluta imparcialidad para atender los asuntos propios de su función.
  • El cargo de Fiscal General tendrá una duración de nueve años, por este motivo también es de suma importancia garantizar que quien ocupe el cargo sea totalmente independiente, ya que será el responsable de la adecuada integración de Carpetas de Investigación, el celo y secrecía en la conducción de las indagatorias y la fundamentación jurídica y técnica de sus mandatos y resoluciones. Cualquier averiguación de corte federal, como lo son el socavón en la carretera en Morelos, la llamada “Gran Estafa” que documenta una serie de actos de corrupción de muchos funcionarios actuales, o los casos vinculados a Lozoya y a Ruiz Esparza, será integrada por el nuevo Fiscal.
  • El movimiento en favor de un Fiscal autónomo no sólo responde a un mandato constitucional, también se inserta en un amplio consenso de la sociedad mexicana que, de manera decidida, ha impulsado transformaciones fundamentales como la Declaración 3de3. Estamos hablando de más de 200 organizaciónes, de intelectuales, líderes de opinión y fuerzas políticas.
  • La votación para elegir al Fiscal se lleva a cabo en el Senado de la República y aunque el procedimiento constitucional indica que es por dos terceras partes de los senadores, el primer Fiscal sólo requeriría de mayoría simple, o sea la mitad más uno de los senadores, ya que con esta mayoría se aprobaría la ley de la Fiscalía General de la República y con ello el pase automático del actual Procurador.
  • Después de que el PRI logró una mayoría en el Senado de la República para intentar imponer a Procurador General de la República como Fiscal, los diputados de Acción Nacional, junto con el PRD y Movimiento Ciudadano, decidimos mandar un mensaje contundente exigiendo que se revirtiera el pase automático del Procurador al Fiscal, ya que es un deber de quienes representan a los ciudadanos no permitir que se tomen decisiones cuestionables, que vulneren las instituciones de la República y que lesionen la independencia de las autoridades.
  • A partir de la lucha que se llevó a cabo en la Cámara de Diputados se logró revertir la intención de darle pase automático al Procurador y a la par se consolidó el primer gran triunfo de la alianza entre el PAN, PRD y MC.
  • Lo consecuente es no solamente evitar el pase del Procurador a la Fiscalía General, sino en realidad consolidar una fiscalía independiente y autónoma. Raúl Cervantes es el nombre de la discordia, pero en realidad es mucho más allá. De poco serviría haber evitado la llegada del “Fiscal Carnal” si después aparece el “Fiscal Primo” o el “Fiscal Compadre”. Es necesario un perfil independiente a vínculos partidistas y con honestidad y capacidad de investigación probada.

La lucha de Acción Nacional por la autonomía en la Procuraduría y ahora en la Fiscalía es histórica. A mediados de los años noventa, nuestra propuesta era que el Procurador perteneciera a un partido diferente al que ocupara la Presidencia de la República y más adelante fuimos quienes llevaron la transparencia y la rendición de cuentas a nivel de ley.

La Secretaría de la Función Pública fue totalmente denigrada con la llegada de Virgilio Andrade a integrar la exoneración en el famoso caso de la “Casa Blanca” de Peña Nieto. Hoy es indispensable y más evidente que nunca que se necesita un Fiscal autónomo.

Nuestra lucha es en favor de la plena independencia de organismos constitucionales autónomos y con solvencia moral. En su momento hemos defendido y seguiremos defendiendo la autonomía del Instituto Nacional Electoral, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, y del Instituto Federal de Telecomunicaciones. De la plena autonomía de estos órganos constitucionales autónomos depende la confianza en las instituciones, la credibilidad de los partidos políticos y la representación auténtica de las demandas ciudadanas.

Nuestra lucha se enmarca en un amplio movimiento en favor de la limpieza en política, de la honestidad en el servicio público y de la competencia técnica de nuestras autoridades. Nuestro Presidente, Ricardo Anaya, inició la batalla con la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, no podemos permitir que esta gran reforma se vea mermada por la llegada de un Fiscal a modo.

Los diputados del PAN estamos comprometidos con las batallas de los ciudadanos y vamos a seguir luchando por evitar la cultura priista (no mexicana) de la corrupción y la impunidad.

Comentarios

comentarios