Adalberto “El Pelón” Rosas López, impulsor de la democracia y la libertad
Publicada el Lun, Jul 24, 2017

Por Héctor Larios Córdova.

Adalberto “El Pelón” Rosas López nació en 1942. Fue Presidente del Patronato del Instituto Tecnológico de Sonora y Fundador del Patronato de Extensión Agrícola. Fue miembro de la Cámara Nacional de Comercio de Ciudad Obregón, municipio del cual fue un extraordinario Presidente Municipal de 1979 a 1982 (Cajeme es el segundo municipio más importante de Sonora, en cuanto a densidad poblacional se refiere).

Fue también candidato a la gubernatura de Sonora en la emblemática elección de 1985. Hizo campaña de la mano de su esposa Betina Mazón, quien sabía muy bien que en aquel entonces siete de cada diez votos en Sonora serían de mujeres. Tuvieron dos hijos: Betina y Adalberto. También fue diputado local por la vía de la representación proporcional.

En el año de 2012 fue reconocido como Ciudadano Cajemense Distinguido. Falleció el pasado 24 de enero de 2017. Sin duda, fue un personaje clave en la historia cívica y político partidista en Sonora y a nivel nacional.

 

Alcalde de Ciudad Obregón

Cuando al Pelón le preguntaban por la clave para lograr el triunfo, respondía que “el secreto estaba en llegarle a la base, en visitar casa por casa entregando volantes. Mi estrategia consistió en navegar a favor de la corriente con sencillez popular”. Decía que había peinado Ciudad Obregón entregando más de 70 mil tarjetas y que había logrado, junto con su equipo, que con su música de campaña (Parrampampan, parrampampan, cambiar para mejorar, votaremos por el PAN), los niños indujeran a sus padres al voto.

El porcentaje de participación electoral en Sonora no rebasaba el 10 por ciento del padrón, pero en la elección en la que el Pelón buscó la alcaldía de Ciudad Obregón la cifra se elevó a un 28 por ciento. Esto, naturalmente, hizo que el PRI no se repusiera de la derrota con facilidad.

El día en que rindió protesta como alcalde pronunció las siguientes palabras en un discurso que generó todavía más confianza en los ciudadanos:

“En los votos que ustedes nos entregaron hay mucha fe, entusiasmo y deseos por obtener ese progreso y bienestar. Ese Cajeme que ha resucitado con la frente en alto, muy en alto, un credo a la democracia y a la libertad, nacido del corazón, con un verdadero sentimiento de mexicanidad, será nuestro acicate para acometer siempre con renovados bríos la empresa tan importante del servicio”.

César Camou Gándara, fundador del PAN en Ciudad Obregón, escribió:

“El recuerdo que tengo de Adalberto es muy grande. El tiempo en que fue presidente municipal de Cajeme por Acción Nacional formé parte de su ayuntamiento como regidor. Frecuentemente nos invitaba a que lo acompañáramos a visitar colonias y pueblos del municipio. Iba de casa en casa presentándose y cerciorándose de los problemas y carencias.

“Hay muchos recuerdos y anécdotas que apenas en un libro se podrían contar. Trabajaba mucho todos los días, desde las 7 de la mañana y hasta después de las 11 de la noche. Convivía con los vecinos de estas colonias y pueblos; conversaba con ellos y así se ganaba sus amistades y simpatías”.

En Cajeme se le recuerda no sólo por su paso por la presidencia municipal y su gobierno de puertas abiertas, en el que además de que se gestaron los “Miércoles Ciudadanos”, cualquier persona que deseara exponerle un problema o hacerle una solicitud pasaba directamente hasta su oficina del Palacio Municipal, sin necesidad de cita previa. El Pelón literalmente sacaba su escritorio de la oficina y se ponía a atender solicitudes. Pero también es recordado por su invaluable generosidad, por las luchas que encabezó y por sus propuestas de acciones en beneficio de su región y de México. Muestra de ello, es lo que denominó “La defensa del agua agrícola de Cajeme”.

 

Candidato a Gobernador de Sonora (1985)

Realizó una intensa campaña en la que recorrió todos los municipios del estado. La gente todavía habla de su caminata que se conoció como “Marcha por la Democracia”, iniciada en Estación Don hasta San Luis Río Colorado. Hubo estimaciones de que con la marcha el Pelón recorrió alrededor de mil kilómetros. Como resultado, por un lado, la ciudadanía se desbordó en las urnas, ganó la voluntad popular; por otro, se impuso el fraude, pues el PRI hizo que los sonorenses viviéramos un momento electoral sin precedentes. Lamentablemente afloró la violencia, hubo ataques físicos, anomalías electorales como robo de urnas y muchas otras estrategias que el partido en el gobierno venía perfeccionando elección tras elección.

Para precisar el tamaño del fraude, basta decir que de las 108 casillas instaladas en Ciudad Obregón, se reportó la desaparición de 40 de ellas.

La elección de gobernador fue concurrente con la de presidentes municipales, diputados locales y federales. Sin embargo, la estrategia que en Sonora se denominó como “Operación Niño”, aplicaba con mayor énfasis para las urnas que contenían los votos de gobernador. Esa era la decisión ciudadana que la oposición no aceptaba.

 

Junto al Pelón hubo más candidatos:

 

Candidatos del PAN a la Diputación Federal
Distrito y Cabecera Municipal Nombre del Candidato Propietario Nombre del Candidato Suplente
I Magdalena Luis Córdoba Corrales Ramón Antonio Fernández Palafox
II Hermosillo Cristóbal Benjamín Figueroa Nicoli María Ernestina Quintero Arriaga
III Guaymas Víctor Manuel Flores Morales José Luis Zavala J.
IV Navojoa Héctor Rodrigo Arriola Ramos Gustavo Estrada Ayala
V San Luis Río Colorado Bonifacio Navarrete Santamaría Juan Armando Rivera Seceña
VI Hermosillo Pedro Álvarez Rivera José del Carmen Osuna
VII Cajeme José Antonio Gándara Terrazas Claudio Dabdoub Fragoso

Fuente: Revista la Nación. Año 1985.

 

Diecisiete años después del fraude electoral más grande en la historia de Sonora, ya en el gobierno de la transición con Vicente Fox, un reportero del periódico El Imparcial, Juan Carlos Zúñiga, investigó en los archivos de la Segob y logró demostrar claramente el fraude orquestado en Sonora. Se le había arrebatado la gubernatura a Adalberto Rosas López. Contra todo pronóstico, habían logrado convertir en gobernador a Rodolfo Félix Valdés.

Fue la primera elección a gobernador que tuvo repercusiones en la prensa de Estados Unidos. Abrió el camino para centrar la atención de elecciones posteriores en Chihuahua y Durango, contando éstas con una amplia cobertura de medios internacionales de comunicación.

La revista La Nación, en su número 1683, da cuenta de un muestreo de la agenda de campaña del Pelón. Refiere que al interior del estado lo aclamaban. “Habló ante 15 mil asistentes en un mitin en San Luis Río Colorado”; “Repartió propaganda en ejidos de la línea fronteriza”; “realizó una sesión de trabajo con 1,500 personas en la Cueva de los Leones”; “inauguró obras, realizó visitas domiciliarias y reuniones con empleados de maquiladoras”.

 

Precandidato del PAN a la Presidencia de la República (1994)

Contendió contra Diego Fernández de Cevallos, Javier Livas Cantú (Monterrey) y Eduardo López García (Estado de México). Ganó Diego y Adalberto quedó en segundo lugar. Contrastó con Diego porque éste pensaba en la Política Gradual de los Cambios, mientras que el Pelón apoyaba los Cambios Drásticos.

 

 

Actividad Empresarial

Fue Presidente del Centro Patronal del Valle del Yaqui, en donde luchó contra la Imposición de la Ley de Asentamientos Humanos (1973-1974) del presidente Luis Echeverría Álvarez.

En la COPARMEX nacional constituyó la Comisión de Asuntos Agropecuarios. Fue su primer Presidente en la Dirigencia de Manuel Clouthier del Rincón, Maquío. De esta Comisión surgió el Consejo Nacional Agropecuario. Adalberto propuso también en COPARMEX la formación de lo que luego fue el CCE (Consejo Coordinador Empresarial).

En el Instituto Tecnológico de Sonora fue Presidente de su Patronato, apoyó al rector Eduardo Estrella en las gestiones para convertir a la Escuela Preparatoria Técnica en Institución Universitaria. Visitaron distintas universidades del país para recopilar experiencias exitosas que pudieran ser aplicadas en el ITSON. De la Universidad Autónoma de Aguascalientes se implementó el Crédito Educativo que actualmente aplica en todo el estado.

 

Chispa de ingenio asombrosa

Diferencias entre una sinfónica y una filarmónica

Era una presentación de beneficencia de una orquesta sinfónica donde se contaría con la presencia de Albita Zaragoza de Ocaña, esposa del gobernador Samuel Ocaña García. Su presencia bastaba para que el director deseara iniciar a tiempo el concierto. Cerraron las puertas y no se permitió el acceso a nadie una vez iniciado el mismo. Posteriormente, hubo una cena que también contó con la asistencia de Albita y de Oscar Russo. Ante sus intentos de exhibir a Adalberto por sus pocos conocimientos sobre la música, le preguntan:

-A ver alcalde, dinos ¿cuál es la diferencia entre una sinfónica y una filarmónica?

Y de inmediato Adalberto le contesta:

-La sinfónica no espera a la gobernadora y la filarmónica ¡SI!

Soltaron la carcajada todos los asistentes.

 

Estilo de hacer política de Adalberto:

  • En 1994 se eligió en una Convención Estatal a la fórmula del PAN para competir por el Senado. Quien ocupó el segundo lugar, declinó. Por lo que Adalberto en una demostración de generosidad con el Partido, aceptó ocupar dicha posición y hacer campaña en serio. Reconociendo la enorme dificultad que representaba llegar al escaño desde la segunda posición.
  • En 1997, junto a otros cuatro aspirantes, buscó ser candidato a gobernador en una larga precampaña. El Partido decidió cancelar la convocatoria y designar como candidato a Enrique Salgado. Adalberto, justificadamente molesto y conocedor de sus capacidades en campaña, protestó. Sin embargo, se comprometió a no hacer aparición ni declaraciones en contra del PAN y de su candidato una vez iniciada la campaña. Cumplió a cabalidad.
  • El Pelón renunció al PAN. Fundó y obtuvo el registro de un nuevo partido, el PAS. En las elecciones del año 2000 pudo haber encabezado la lista plurinominal de su propio partido, pero decidió ceder los primeros lugares y se anotó en un lugar de poca probabilidad.

 

Esta publicación, además de conmemorar algunos de los pasos que el Pelón dejó marcados en la historia del panismo sonorense, también es para agradecer su generosidad y ejemplo de lucha por la democracia. Logra ser rescatada gracias al apoyo desinteresado de personajes como don Carlos Amaya.