Las mañaneras dejaron de ser un espacio informativo, de transparencia y rendición de cuentas para convertirse en el espacio en que el Ejecutivo impone su agenda a cualquier costo, incluso sacrificando la verdad, alertó Artículo 19 en su último informe en el que detalla cómo ataca y estigmatiza a la prensa.

En su informe titulado “Distorsión: el discurso contra la realidad”, la organización de la sociedad civil que desde 2009 lleva registro de las agresiones a la libertad de expresión en nuestro país, documentó que el segundo año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue el año con más ataques a la prensa en más de una década con 692 ataques a periodistas y medios de comunicación.

Además, el informe señala los adjetivos descalificativos que el presidente hace desde sus conferencias matutinas como: “fantoches, conservadores, pasquín inmundo, hipócritas, prensa fifí, neoliberales, mafia del poder, entre otros”, provocando que se desvié la atención de lo importante y generando una imagen negativa de la prensa crítica.

Para muestra, a continuación, un recuento desde nuestra última edición de algunos de los ataques a la libertad de expresión emitidos por López Obrador desde sus conferencias matutinas.

26 de febrero

“Prensa vendida”, les dijo a los medios de comunicación que según él sirven a un grupo en el poder y no al pueblo, aseguró que casi todos están en su contra; luego proyectó un video en el que se mostró a periódicos y conductores dando a conocer los resultados de la Auditoría Superior de la Federación en torno al gasto por la cancelación del NAIM. “Es vergonzoso que todos estén al servicio del régimen de corrupción. Agarraron la información del NAIM como un festín para atacarnos”.

Criticó también a intelectuales orgánicos y analistas por “no constatar la información”, como Aguilar Camín o Silva Herzog, cuyo abuelo “se moriría de vergüenza por lo que hace”.

Y como si no tuviera ya suficientes paleros en sus conferencias llamó a fortalecer los medios digitales, para que la prensa convencional “echada a perder no tenga el mismo peso”. A la par se burló de varios periodistas como Carlos Loret de Mola o Brozo, este mismo día incluso criticó a Carmen Aristegui por haber publicado lo de la Auditoría.

1 de marzo

Luego de su reiterada defensa al candidato de MORENA acusado de violación, Félix Salgado Macedonio, se atrevió a asegurar que la prensa fifí y los conservadores sacaron de contexto el “ya chole” que dijo para referirse a las denuncias contra Salgado Macedonio.

Consideró que la distancia que hay entre las feministas y su gobierno es por culpa de los conservadores, “no soy yo, sino los de derecha, las legisladoras del PAN y los medios conservadores están metidos… se montan”.

3 de marzo

Acusó al periódico español El País de calumniarlo por su cobertura sobre la marcha del 8 de marzo en México y dijo que, en comparación, en Madrid restringieron la marcha a unas cuantas participantes, mientras aquí “hay libertades plenas”. Aseguró que el enojo es porque se pondrá fin a los contratos leoninos de las empresas españolas en México, “no somos tierra de conquista”.

4 de marzo

Este día calificó como adversarios de su gobierno a Reforma, El Universal, El País, The New York Times y The Wall Street Journal. Se fue contra El País y The New York Times por afirmar que está en contra de las mujeres, “nosotros siempre hemos defendido a las mujeres”.

En cuanto al Reforma de nueva cuenta lo llamó “pasquín” luego de que el reportero cuestionara sobre el posible outsourcing en Dos Bocas. Enseguida consideró que tiene que haber una sacudida mundial en el manejo de medios.

10 de marzo

Mandó a su casa a un reportero de una agencia estadunidense luego de que lo cuestionara sobre el programa Sembrando Vida, “sería bueno que investigues porque Estados Unidos sólo invierte en reforestación 300 millones de dólares y en México 1,100 millones de dólares al año”, y desde luego no respondió a la pregunta.

12 de marzo

Afirmó que ninguna vacuna se ha echado a perder por incumplir con la temperatura, como se ha manejado en medios, y pidió a la gente cuidarse de las noticias mentirosas, “hay mucho amarillismo, no hay que creer. Es una temporada de falsedades, por afectar se magnifican las cosas”.

15 de marzo

Criticó a los medios de comunicación por darle cobertura de primera plana a la noticia de que se frenó la reforma eléctrica, dijo que eran medios al servicio de intereses empresariales. Reiteró que el periódico El País es el boletín de empresas españolas como Repsol, Iberdrola, OHL y otras, que hacían lo que les daba la gana.

17 de marzo

“Están desatados los de la prensa fifí, en su desesperación mienten como respiran”, dijo tras desmentir la publicación del periódico Reforma sobre la presencia del sargazo en las playas de Quintana Roo; “es información falsa, no hay sargazo, las playas están limpias, es un paraíso del Caribe con su mar azul turquesa”.